Ir al contenido principal

MÚSICA | Richard Wagner (1813-1883)


(El Universo)
Hoy  se conmemora el bicentenario del nacimiento del genial y controvertido compositor alemán, Richard Wagner, nacido en Leipzig el 22 de mayo de 1813. Desde temprana edad, por influencia familiar, mostró interés por el teatro y la escena, la poesía, la música y las artes plásticas. Sin embargo, el descubrimiento de Weber y Beethoven le orientaron definitivamente hacia la música, convirtiéndose en compositor, director de orquesta y teórico musical. Su vocación literaria le permitió, además, componer varios libretos operísticos.
De formación autodidacta, sus progresos en la composición fueron lentos y difíciles, sus primeras obras pasaron desapercibidas y no es hasta 1843 cuando comienza a triunfar con  "El holandés errante", en la que comienza a forjar un modelo personal. Le siguieron  "Tannhäuser" y"Lohengrin" que suponen un cambio en su concepción del drama musical. Sin embargo, la renovación escénica, a nivel teórico y práctico, la lleva a cabo en: "El oro del Rin" (primera parte de la tetralogía El anillo de los nibelungos) y "Tristán" e "Isolda"  (1865) y “Los maestros cantores de Nüremberg” (1868).
En estas obras se elimina la separación entre números, entre recitativos y partes cantadas, de modo que todo el drama queda configurado como un fluido musical continuo, de carácter sinfónico.
No sólo en el aspecto formal fue revolucionaria la aportación wagneriana: en los campos de la melodía, la armonía y la orquestación sino que también dejó una impronta duradera. Su gran aspiración no era otra que la de lograr la Gesamtkunstwerk, la «obra de arte total» en la que se sintetizaran todos los lenguajes artísticos.
Sus ideas tuvieron tantos partidarios como detractores. Uno de sus más entusiastas seguidores fue el rey Luis II de Baviera, gracias a cuya ayuda económica el músico pudo construir el Festspielhaus de Bayreuth, un teatro destinado exclusivamente a la representación de sus dramas musicales, cuya complejidad superaba con mucho la capacidad técnica de las salas de ópera convencionales.
Wagner dedicó 25 años a su monumental tetralogía “El anillo de los Nibelungos”, cerca de 16 horas de música que llevan a la perfección su idea de la “Gesamtkunstwerk”, la "obra de arte total" en la que se sintetizaran todos los lenguajes artísticos. Se estrenaron en 1876 en el teatro de Bayreuth. Wagner falleció el 13 de febrero de 1883 en Veneciaun año después de concluir su última ópera, llamada “Parsifal”.
Su antisemitismo, en vida, lo convirtió en la quintaesencia de la "germanidad" y del nazismo, estigma que permanece tanto sobre su música como sobre Bayreuth, pese a que Wagner llevaba medio siglo muerto cuando Hitler llegó al poder.
En  Mediateca puede encontrar sus obras más significativas disponibles para préstamo. (Pinche en el enlace para visualizarlas)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mujeres de ciencia y cine

Aunque a lo largo de la historia muchas mujeres han contribuido al avance del conocimiento en todos los campos científicos, la mayoría de estas aportaciones han pasado desapercibidas a nuestros ojos y no se han visto reflejadas en la historia de la ciencia. Que el cine rescate a algunas de estas mujeres y nos cuente sus historias es enormemente útil para contrarrestar esta invisibilidad, inspirar a generaciones futuras, superar estereotipos y fomentar vocaciones científicas. En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia éstas son nuestras propuestas sobre científicas en el cine. La mujer científica más representada en el cine es Marie Curie. Sobre la descubridora del radio se contabilizan al menos 6 largometrajes diferentes desde 1943. La Maire Curie de la alemana Marie Noelle (2016) nos relata como Curie se vio envuelta en un escándalo por adulterio que ensombreció el anuncio de su Premio Nobel de Química. En la película, el asunto amoroso relega a un segundo plano su po

Que no pare la música

Es frecuente encontrar personas que manifiestan cierta hostilidad a la música clásica que jamás se han sentado a escuchar un fragmento, ni han acudido a un concierto de este tipo de música. Otros afirman que les aburre o que les gusta mucho, pero que no entienden nada de ciertos estilos. Es comprensible el rechazo a obras musicales que se compusieron hace siglos por músicos tan diferentes a los actuales, que estaban al servicio de la Iglesia o de reyes y aristócratas. Hoy en día se reclama música de fácil consumo y nos estamos olvidando de sonoridades y músicas en las que, entre otros aspectos, están nuestras raíces musicales. La sociedad moderna está perdiendo oído especialmente en países con poca tradición musical. La falta de educación en este arte también justifica muchas de estas actitudes, pero nada está perdido si nuestro objetivo es disfrutar de cualquier obra musical, porque esto está garantizado si nos preparamos para ello.  Para apreciar a fondo la música no es necesario ser

Paseos y viajes musicales

Cristina Fernández La música es una excelente compañera de viaje, que entretiene en los trayectos y nos acompaña en las vacaciones. Los viajes solemos asociarlos con canciones y melodías que nos permiten recordar los momentos vividos. Schopenhauer afirmaba que la música era la imagen directa del mundo, un lenguaje universal y privilegiado a través del cual se expresan las distintas manifestaciones de la realidad. El poder descriptivo de la música se impuso en el Romanticismo a través de la música programática. Es algo parecido a poner una banda sonora a una imagen, idea o sentimiento que el compositor suele expresar en el título de la obra, o haciendo referencia a un poema o a un texto literario. La música pretende trascender y significar algo más que sonidos. La sugerencia imaginativa que nos trasmite es capaz de hacernos viajar a mundos reales e imaginarios. En el siglo XIX los movimientos nacionalistas llevaron a muchos compositores a inspirarse en sus países para desarrollar sus